El Saco de Dormir. Cómo usarlo, materiales, mantenimiento y transporte

Llega la hora de descansar y pocas cosas resultan más agradables que meterse en el saco, pero al mismo tiempo es uno de los momentos del día en el que más te cuesta entrar en calor. Toca dormir, las molestias no se aceptan con tan buena cara, la humedad y el frío no se toleran igual. Cuando el sueño debería estar invadiéndote y relajando tus músculos doloridos, ahí está tu mejor compañero, tu saco de dormir. Y es importante que todo funcione, de ello puede depender tu rendimiento del día siguiente y el éxito o el fracaso de una expedición, por lo que tampoco tenemos que pasar por alto cómo elegir el mejor lugar para acampar o hacer vivac en la montaña.

 

¿Cómo puede mantenerte abrigado tu saco de dormir?

El ser humano está constantemente produciendo calor, como un radiador que no se apaga, y para sentirse cómodo debe perder calor al ritmo que lo produce, es lo que se conocer como equilibrio térmico.

Durante un día muy activo, esto lo consigues quitándote ropa si hace calor o abrigándote si hace frío. De noche, cuando quieres dormir, estás inactivo y no produces mucho calor, menos aún si estás cansado o si has pasado frío durante el día, pero el poco calor que produces es fundamental y hay que atraparlo gracias a alguna barrera aislante. Éste es el trabajo que cumple tu saco de dormir. Tu saco, por sí mismo, no calienta, lo que hace es atrapar el aire y éste aire tu calor.

El cuerpo siempre tiende a igualar su temperatura con la del ambiente, por lo tanto, la principal función del saco es mantener tu temperatura corporal. El mejor aislante que existe es el aire, seco e inmóvil, dentro del saco, tu organismo hará el resto calentando este aire.

Así pues, interesa retener aire caliente, cuanto más mejor, para ello, los fabricantes de sacos utilizan diferentes materiales de relleno y diferentes tipos de fabricación.

A la hora de elegir tu saco deberás tener en cuenta algunos puntos clave:

  1. Relleno del saco de dormir:

Fundamentalmente son dos los materiales de relleno, el plumón (y derivados) y la fibra sintética, que a su vez irán dispuestos en “celdas” o “tabiques”. Elegiremos uno u otro y mayor o menor cantidad de relleno dependiendo de la actividad a realizar. No es lo mismo ir a un campamento de verano,  a una expedición al Himalaya, a una  expedición espeleológica de varios días o a un vivac descendiendo un barranco que además variará si es alpino o tropical.

            Dentro de cada tipo de relleno, hay además, múltiples opciones, pero en general los materiales de tu saco de dormir pueden ser:

  • Los sacos de plumas aunque necesitan más cuidados y pierden rendimiento en ambientes húmedos, son más calientes a igualdad de peso. Además se comprimen mucho más, cualidad importante si tenemos que transportarlo en nuestra mochila.
    • La calidad del relleno puede variar considerablemente, pero hay dos medidas fundamentales que tienes que mirar:
      • Calidad del plumón. Viene determinada por dos números. Ejemplo 92/8 donde la primera cifra indica el porcentaje en peso de plumón (duvet) (de alta calidad) y la segunda el de pequeñas plumas con caña (de menor calidad)
      • Cuin (pulgadas cúbicas en inglés). Miden el “Fill Power” o capacidad de hinchado del plumón. A mayor número de “Cuins”, mayor capacidad de hinchado. Normalmente varía entre 400 y 900 cuin.

Detalle etiqueta 95/05 (porcentaje alto de plumón)

saco de dormir etiqueta

Saco de pluma para expedición

saco de dormir pluma expedición

  • Los sacos de fibra sintética son menos delicados y aceptan bien los ambientes húmedos pero, a igualdad de prestaciones, ocupan bastante más que los de plumas. Puedes encontrar muchos tipos de fibra para rellenar un saco de dormir, Trevira®, Hollofil®, Qualofil®, Hollowfibre®. Polarguard®, Thinsulate®, Thermolite®, etc. En los últimos años han cobrado especial relevancia todos los tipos de Coreloft® y Primaloft® (One, Sport, Eco, Infinity, etc.)puesto que tienen unas asombrosas prestaciones incluso húmedos (el Primaloft One tan solo pierde una capacidad térmica del 4 % estando completamente mojado) debido a su rápido secado, baja absorción de agua y gran poder aislante. A pesar de que con frecuencia se le ha denominado el “plumón sintético”, ni mucho menos alcanza las prestaciones de éste en ambientes secos.

2. Construcción del saco de dormir:

  • Forma. Tipo manta, momia cerrado, momia abierto, cremallera izquierda o derecha, acoplable, etc.
  • Tejido exterior. Normalmente de fibras con una mínima impermeabilidad y mucha transpirabilidad.
  • Tejido interior y de tabicado. Resistente y denso para evitar el desplazamiento del relleno. Es muy apreciado el Pertex® en cualquiera de sus variedades.

En el mercado hay múltiples posibilidades y debemos informarnos para buscar el mejor equilibrio entre varios factores como peso, volumen, tamaño, prestaciones, extras, precio, etc. En función siempre del tipo de actividad que quieras hacer. Está muy bien que tengas un saco de dormir con temperatura confort de -10ºC, pero si solo sales en verano en zonas cálidas lo único que harás será pasar calor y no aprovecharás las cualidades de este saco de dormir.

 

¿Cómo usar tu saco de dormir?

  1. Normalmente lo habremos transportado empaquetado por lo que buscaremos una superficie limpia y seca y lo quitaremos con suavidad de la funda desplegándolo por completo y agitándolo. De esta forma el saco de dormir volverá a coger su “Loft” en pocos minutos, esto no es otra cosa que el aire que luego calentaremos con nuestro cuerpo.
  2. El principio del funcionamiento de los sacos de dormir es que el usuario caliente el aire que lo rodea dentro del saco, por lo que es de especial importancia que éste aire sea el mínimo posible. Así, si medimos 170 cm pero llevamos un saco de 240 cm, puede ser conveniente plegar la parte inferior del saco o rellenarla con las botas, ropa, etc. De esta forma reducimos el aire a calentar y mantenemos parte del material a nuestra temperatura corporal (de agradecer si la temperatura exterior es fría).
  3. El aire caliente inmóvil que atrapa el saco mantiene el calor corporal pero no calienta el cuerpo, por lo que, si el ambiente es muy frío,  es muy conveniente hacer unas flexiones o contracciones musculares antes de entrar en él, lógicamente sin llegar a sudar.
  4. Igualmente es muy conveniente cambiarse la ropa húmeda, especialmente la interior.
  5. Jugando con un buen gorro y unos buenos calcetines podemos conseguir equilibrar perfectamente nuestra temperatura.

Complementos imprescindibles para climas muy fríos. Pasamontañas y peucos de pluma.

complementos saco dormir

  1. En su uso diario, es conveniente airearlo lo máximo posible para evacuar la humedad producida por nuestra transpiración. Especialmente importante en los de pluma ya que con la humedad pierde sus grandes propiedades de capturar el aire.
  2. La colchoneta es el complemento imprescindible, hay que pensar que bajo nuestro peso, el relleno se comprime disminuyendo su eficacia.
  3. Si te acostumbras a usar sistemáticamente una sábana saco, evitaras tener que lavarlo después de cada uso, de esta forma mantendrás las características de tu saco durante mucho tiempo.

 

¿Y para mantener, lavar, guardar, y transportar mí saco de dormir?

Si quieres que tu saco de dormir te cuide y te dure muchos años, debes dedicarle el tiempo y las atenciones necesarias cuidándolo a él.

Algunos consejos tanto para los de plumas como para los de fibras sintéticas huecas:

  1. Leer las instrucciones del fabricante
  2. Airearlo siempre que sea posible
  3. Lavarlo cuando sea necesario, pero sin abusar de los lavados. La acumulación de grasa de tu cuerpo y otra suciedad hacen que el saco de dormir disminuya su propiedad aislante y la aparición de olores.  Cuando lo laves, hazlo con agua fría y con jabón neutro o especial para este tipo de prendas y en un programa de “tejidos delicados” en caso de hacerlo a máquina.

Si lo lavas a mano, asegúrate de enjuagar bien para eliminar todo el jabón.

Nunca uses suavizantes para prendas técnicas.

  1. Secarlo al aire libre, en una superficie horizontal, a la sombra y moviéndolo con suavidad y constancia. Los de plumas pueden tardar varios días en secarse.
  2. Guardarlo siempre sin comprimir, en grandes bolsas transpirables o extendidos (sobre todo los sacos de pluma). Normalmente este tipo de funda viene incluída al comprar tu saco junto con la de compresión.
  3. Para transportarlo se utilizan fundas impermeables y con correas de compresión. Antes de empezar se abren las correas de la funda de compresión al máximo y se cierra la cremallera del saco. El saco nunca se pliega de la misma forma para evitar que el relleno se apelmace y para no cuartear los tabiques que mantienen el relleno en su lugar. Se introduce en la funda por los pies, de forma que el aire vaya saliendo por la zona superior del saco y nos facilite el trabajo de introducirlo. Una vez que hemos ubicado el saco en la funda, llega la hora de comprimirlo con las correas. Se debe hacer de forma simétrica y readaptando continuamente el bulto resultante. En cuanto sea posible deberá liberarse de la funda de compresión. En caso de prepararlo para un vivac post sifón, deberá usarse una funda impermeable que aguante la presión del agua.
  4. Funda de vivac. Si ya sabes que vas a vivaquear al aire libre y hay previsión de lluvia, lo mejor es empaquetar ya tu saco dentro de la funda de vivac, de esta forma no se mojará al usarlo.

Saco de primaloft® embutido en funda de vivac de gore-tex® y en saco impermeable

saco de dormir con funda

 

El rango de temperaturas de tu saco de dormir

Para el final dejamos los famosos rangos de temperatura de los sacos de dormir, en los últimos años ha tenido especial relevancia la norma europea EN 13537 que aunque al no ser un Equipo de Protección Individual (EPI), no es de obligado cumplimiento, sí que asegura un mínimo de calidad y de rigor en los datos mostrados de cada producto. Otras normativas se están desarrollando pero aún no se han incorporado de forma clara, por lo que nos centraremos en la ya citada EN 13537 cuyos estándares han sido revisados y son vigentes en Europa desde 2014.

La norma intenta unificar los criterios de temperatura exceptuando los sacos de uso militar y los que se diseñan para temperaturas de confort inferiores a los -25º C.

Los principales valores a tener en cuenta son:

  • Temperatura máxima: no suele ser relevante, viene a indicar la máxima temperatura soportable dentro del saco sin tener que abrirlo por exceso de calor.
  • Temperatura de confort: es la que, para un individuo muestra de sexo femenino y 60 kg, le permite dormir con comodidad, sin ropa adicional y sin sensación de frío.
  • Temperatura límite o de transición: es la que, para un  individuo muestra de sexo masculino y 80 kg, le permite dormir pero en el límite de sentir frío antes de utilizar ropa adicional
  • Temperatura extrema: con frecuencia no se tiene en cuenta y queda en manos del fabricante. Se supone que es la temperatura a partir de la que es muy posible entrar en hipotermia con graves daños para la salud.

Ejemplo de temperaturas en sacos de dormir

rango temperaturas saco de dormir

PD: Si te ha gustado este artículo únete a nuestra Comunidad de Deportes de Montaña y descárgate gratis el listado con 10 platillas para que nunca olvides nada en tu salida a la montaña y nuestro libro “Guía para Deportes de Montaña y Aventura” ¿Te lo vas a perder? Únete a los más de 2.000 amantes de los deportes de montaña que ya están sacando el máximo partido a estas herramientas.

 

tienda montaña sacos de dormir

Esperamos que te haya sido útil. Si te ha gustado...¡Compártelo!

Imagen de Jorge Membrado

Instructor de Progresión y Rescate Vertical para profesionales y deportes de montaña. Sus trabajos como verificador de EPI’s, perito judicial en accidentes laborales y deportivos y sus casi 4.300 alumnos formados le confieren una magnífica visión global del mundo vertical. Sus 38 expediciones deportivas por los cinco continentes le han valido el reconocimiento de Deportista de Alto Nivel por el Consejo Superior de Deportes. Autor de los blogs EsportVerd y Quipus, donde comparte toda su experiencia.

Puedes encontrarlo en la montaña o en   FACEBOOK    GOOGLE+ 

Comentarios

otra caracteristica de los sacos es el gramaje, no? Que recomiendas a mismo precio, un saco con mayor gramaje o mayor cuin o mayor calidad de plumon?

Imagen de EsportVerd

Hola, muchas gracias por leernos y por tu comentario.

Un saco con el mismo gramaje puede variar su temperatura en función de los otros dos factores que comentas.

Para un mismo precio y para un mismo rango de temperaturas, el último parámetro a tener en cuenta es el del peso y el volumen, esto variará según la cantidad del relleno y calidad del plumón.

La realidad, es que los fabricantes para diferenciarse en características y precio van jugando con esos valores y es posible que para un mismo precio y temperatura encuentres diferentes gramajes y calidades.

Nos vemos en la montaña o por el blog!

Hola,
Una vez dentro del saco de dormir, si afuera hace mucho frío, ¿es recomendable cerrar totalmente el cordón de ajuste para la cara? A mi personalmente me molesta el roce en la cara con el borde del cordon ¿qué me aconsejas?

saludos

Imagen de EsportVerd

Hola,

en realidad depende del saco. Lo mejor sería cerrar la cara dejando espacio para que la nariz y la boca "respiren" fuera.Hay que tener en cuenta que si transpira bien, se puede respirar dentro del saco contribuyendo a calentarlo pero siempre se crea humedad.

De todas formas, si ves que el frío es soportable, lo mejor es dejar la abertura justa para respirar fuera del saco evitando que se humedezca esa zona.

Muchas gracias por tu comentario.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta sirve para comprobar que no eres un robot de spam.
1 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.