¿Qué haces (o no) por culpa del miedo en la montaña?

Seguro que en algún momento has sentido miedo durante tu actividad en montaña, yo te aseguro que me ha pasado en varias ocasiones y siempre me ha ayudado :)

 

Ya sea por poca experiencia en montaña, como la primera vez que te ves muy lejos del suelo, o por mucha, mientras bajas ves el mal estado de la instalación y sabes lo que puede ocurrir... además de otros muchos ejemplos que te vendrán a la cabeza, y que hacen que muy probablemente que te sientas identificado.

 

En todos los casos, lo que te ocurre es lo mismo, percibes que algo es peligroso, ya sea supuesto como puede ser el caso del primer ejemplo (si todo lo has hecho correctamente) o el del segundo caso, un peligro real.

Un buen ejemplo de este miedo es el que relatan los hermanos Pou en Informe Robinson (minuto 10) “llegó llorando”...

Es en ese momento en el que sientes algo interior, tu corazón empieza a latir más rápido, empiezas a sudar (a pesar de que pueda hacer mucho frío)... y llega el momento de tu reacción.

 

Los tres tipos de reacciones que puedes tener son:

1. Enfrentamiento al miedo, cuando tengas la situación de peligro pararás, valorarás la situación y tu mente reaccionará de tal manera que te enfrentarás a esa situación con el objetivo de solucionarlo de la forma más segura y adecuada posible.

2. Bloqueo, ante la situación de peligro, no sabrás qué hacer o como actuar o incluso te quedarás totalmente bloqueado, no pudiendo ir ni hacia delante ni hacia atrás. Es posible que estés un rato y que poco a poco puedas valorar lo ocurrido. Lo mejor que tu compañero te ayude a salir de esta situación.

3. Pánico, lo único que quieres es salir, alejarte a toda costa sin valorar conscientemente la situación, y en casos de extremo peligro, seguramente sea la opción que ha salvado a gente en la montaña como por ejemplo en un alud...

 

En otros casos, puede ser un peligro este tipo de reacción, como por ejemplo estás caminando por la montaña y ves que anochece, empiezas a caminar más y más rápido sin fijarte por donde, con la única opción de encontrar el camino y con el riesgo de perderte, u otro ejemplo como el de estar descendiendo mediante una cuerda y apretar la palanca de un descendedor auto-frenante por una situación de miedo en un descenso.

 

Reaccionarás de una u otra forma en función, primero de tu subconsciente y segundo de tu experiencia en la montaña, entre ambos te ayudará a solucionar esa situación de la mejor forma posible.

Es por eso que sea cual sea tu disciplina en montaña, tu avance debe ser gradual, para poder ir aprendiendo y entrenando la técnica y la experiencia al mismo tiempo que los miedos, y poder llegar siempre a poder enfrentarte a ellos eligiendo la mejor opción, ya sea el dar media vuelta o encontrar la solución segura para superarlo.

 

Y es que miedo y montaña van más juntos de lo que pensamos, pero esto no es nada malo.

El miedo es saludable, es una alerta que se activa como mecanismo de defensa en situaciones que te pueden resultar peligrosas. Seguro te habrá sacado y te sacará de situaciones difíciles en la montaña.

 

Otro buen ejemplo de un deportista bien conocido cuando habla del miedo es Kilian Jornet en una de sus entrevistas “El miedo hay que mantenerlo, porque el miedo te dice cuando te debes dar la vuelta porque no estás preparado. Gracias al miedo seguimos vivos.”

Y recuerda, nunca debes perder el respeto a la montaña. Lo importante no es la “cumbre” sino disfrutar del camino para llegar a ella.

 

¿Y a ti, de qué situaciones te ha salvado el miedo?

 

PD: Si te ha gustado este artículo únete a nuestra Comunidad de Deportes de Montaña y descárgate gratis el listado con 10 platillas para que nunca olvides nada en tu salida a la montaña y nuestro libro “Guía para Deportes de Montaña y Aventura” ¿Te lo vas a perder? Únete a los más de 2.000 amantes de los deportes de montaña que ya están sacando el máximo partido a estas herramientas.

 

 

Esperamos que te haya sido útil. Si te ha gustado...¡Compártelo!

Etiquetas: 

Imagen de Jesús Dehesa

Apasionado por el mundo de la montaña, los viajes y todo lo que huela a aventura. Comenzó con la espeleología, de la que es Técnico Deportivo, y ha formado parte parte de expediciones nacionales e internacionales. Después llegaron otras disciplinas como el trail-running,  el mtb y el montañismo de altura desde que conoció Los Andes argentinos. Todas ellas le ofrecen la combinación perfecta para disfrutar al máximo de la montaña.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta sirve para comprobar que no eres un robot de spam.
4 + 10 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.