Inspección, Revisión y Caducidad del Material de Montaña I

¿Qué obligación o importancia puede tener para tu seguridad la inspección, revisión y caducidad para saber que material es el que te ofrece las máximas prestaciones?

 

Cuando compramos el material, tendemos a pensar que nos va a durar toda la vida, y esto para nada es así, más aún si tenemos en cuenta lo comprometido de alguno de ellos para evitar accidentes.

Por si no fuera suficiente, últimamente están apareciendo noticias, con demasiada frecuencia, sobre algunos fallos en material de montaña como ha sido el caso de mosquetones, bloqueadores de mano, aseguradores, disipadores de vías ferrata, cintas… de diferentes marcas y modelos

 

En algunos casos son verdaderos fallos que pueden provocar accidentes a los usuarios, en otros casos son revisiones para mantener (o aumentar) el buen nombre de la marca en cuestión, pero lo que siempre prevalece es que se atiene a una determinada norma EN (European Norms) que, en la mayoría de países europeos, marca los mínimos exigibles de seguridad para este material.

Lógicamente, la fabricación de estos materiales de acuerdo a una norma determinada, implica unas mínimas garantías de calidad. Mínimos de calidad que, por otra parte, pagas en € al adquirir el citado material.

Estos hechos, que a veces pasan desapercibidos para el gran público, hacen aumentar la importancia de la revisión, mantenimiento y control de tu material deportivo de montaña.

 

De hecho, aunque no sea obligatorio a nivel de usuario deportivo, sí lo es en un ámbito laboral o en prestaciones de servicios como escuelas, clubes, federaciones… Se trata de una revisión que debes realizar tu mismo ya que eres el que lo usa y por tanto el mayor interesado de que no falle.

 

 

¿Qué material de montaña revisar?

 

En realidad todo, ya que directa o indirectamente va a influir en tu seguridad en montaña.

 

Preferentemente el que implica un mayor grado de compromiso respecto a la seguridad.

-Cuerda

-Casco

-Arnés

-Cintas

-Bloqueadores

-Descensores

-Aseguradores

-Absorbedores

-Conectores

-Etc.

 

Pero también el que te complicaría mucho las cosas en caso de fallo:

-Mochila

-Botas

-Gafas de sol

-Ropa

-Tienda de campaña

-Etc.

 

 

Caducidad del material de montaña

 

En este aspecto, siempre es recomendable leer las instrucciones que el fabricante acompaña a la mayoría de materiales ya que puede variar de unos fabricantes a otros.

 

A nivel general, el material duro (metálico) no caduca, mientras que el material plástico o textil sí.

 

La mayoría de fabricantes indican una caducidad de 10 años desde la fecha de fabricación para los materiales plásticos y textiles (5 de almacenamiento como máximo). No obstante, como ya hemos comentado, hay fabricantes que dan 15 años. Por lo tanto, revisa las instrucciones y etiquetas de tu material.

 

 

¿Cómo revisar el material de montaña?

 

El nexo común es limpiar el material, sobre todo si se practican deportes que ensucian mucho donde tendrás que hacerlo después de cada actividad.

Durante la limpieza, sobre todo si es manual, vas a poder analizar cada una de las partes del material y es entonces donde tendrás que revisar los “puntos débiles” a tener en cuenta en la revisión de cada producto.

En caso de que la limpieza no sea manual, tendrás que revisar el producto una vez terminada su limpieza.

No olvides realizar la limpieza con el material y los productos adecuados.

 

Revisa el libro o manual de instrucciones de uso de cada aparato, donde aparece no sólo el modo adecuado de utilizarlo, si no donde también aparece, o debería, un apartado específico para el mantenimiento.

Si el manual en papel lo tiraste al comprarlo o lo has perdido, entra en la web del fabricante donde junto al modelo suelen poner en digital la misma ficha que adjuntan al producto, algunos fabricantes incluso disponen de programas de seguimiento y control.

 

Cuando un material haya llegado a su fin, procura romperlo y tirarlo, si no, es posible que en algún momento tengas la tentación de utilizarlo de nuevo poniéndote como excusa “si solo es para esto...” exponiendote a un riesgo innecesario o a la persona que lo use.

 

 

¿Cuándo revisar el material de montaña?

 

Lo normal es que lo revises después de cada uso para tenerlo siempre 100% operativo y volver a revisarlo antes de cada uso(por si se te ha escapado algo o durante su almacenamiento ha sufrido algún daño).

En cualquier caso, debes hacer un control más exhaustivo según el uso, por ejemplo una vez al mes o una vez al año. Lo mejor es que establezcas un calendario de revisiones en función del tipo de material y de su uso.

 

 

Algunos errores frecuentes

 

-Comprar material de segunda mano o de dudosa procedencia sin el correspondiente libro de instrucciones del fabricante que lo acompañe.

-Comprar material  en tiendas y no reclamar la información que debe acompañar al material nuevo comprado. Ésto es especialmente frecuente cuando compramos cuerda a metros donde el distribuidor tiene la obligación de adjuntar aunque sea una copia de la info que acompaña la bobina de cuerda de la que se han suministrado los metros en cuestión. Aún más con el nuevo reglamento UE 2016/425 que sustituye a la Directiva 89/686/CEE y que entrará en vigor en 2 años.

-No probar en la tienda antes de comprar elementos importantes como el arnés, ten en cuenta que este tipo de materiales de seguridad no deberían poder devolverse o cambiarse precisamente por motivos de seguridad.

-Comprar material y tirar las instrucciones sin leerlas siquiera.

-Comprar el material de “oídas” sin contar con un buen asesoramiento. Es frecuente querer comprar algo que nos han dicho que va muy bien o que hemos visto por Internet, pero es posible que no sea la mejor opción para nuestra morfología o nuestra actividad específica.

-No realizar una revisión funcional del material y quedarse solamente con una revisión visual.

 

 

7 puntos para la revisión de tu material de montaña

 

1.Asesorate con el funcionamiento y mantenimiento del material antes de comprarlo

2.Exige, al comprar, el manual del producto

3.No tires las fichas o manual de instrucciones de tu material de montaña

4.Ten mucho cuidado con el material usado o de segunda mano

5.Revisa tu material antes y después de cada uso incluyendo una revisión funcional.

6.Crea tu propio calendario de revisiones periódicas

7.Elimina el material que ya no sirva

 

 

PD: Si te ha gustado este artículo únete a nuestra Comunidad de Deportes de Montaña y descárgate gratis el listado con 10 platillas para que nunca olvides nada en tu salida a la montaña y nuestro libro “Guía para Deportes de Montaña y Aventura” ¿Te lo vas a perder? Únete a los más de 2.000 amantes de los deportes de montaña que ya están sacando el máximo partido a estas herramientas.

 

 
Imagen portada: Freepik 

 

Esperamos que te haya sido útil. Si te ha gustado...¡Compártelo!

Imagen de Jorge Membrado

Instructor de Progresión y Rescate Vertical para profesionales y deportes de montaña. Sus trabajos como verificador de EPI’s, perito judicial en accidentes laborales y deportivos y sus casi 4.300 alumnos formados le confieren una magnífica visión global del mundo vertical. Sus 38 expediciones deportivas por los cinco continentes le han valido el reconocimiento de Deportista de Alto Nivel por el Consejo Superior de Deportes. Autor de los blogs EsportVerd y Quipus, donde comparte toda su experiencia.

Puedes encontrarlo en la montaña o en   FACEBOOK    GOOGLE+ 

Comentarios

Estimado Jorge, en primer lugar, agradecerte tu trabajo y sabios consejos. Con respecto a la caducidad de los materiales, se podría incluir una hoja en las plantillas con el listado del material, fecha de compra y caducidad. Un saludo

Imagen de EsportVerd

Hola Víctor, muchas gracias a ti por leernos y el comentario. Toda la razón, estamos trabajando en una plantilla exclusiva para la revisión del material, pero puede ser una muy buena idea lo que comentas de incluirlo en la misma del listado de material, lo tendremos presente y esperamos tenerla lista lo antes posible. 

Saludos y mucha montaña

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta sirve para comprobar que no eres un robot de spam.
6 + 2 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.